Todas las manos del cole se pusieron a amasar ayer una galleta enorme llena de fuerza, ilusión y mucha, mucha PAZ... ¡Y no era para menos!

Celebrábamos el Día Escolar de la Paz y la No Violencia, y los alumnos y profes del cole preparamos un momento especial, en el que todos ofrecimos nuestras manos llenas de color y ganas de cambiar el mundo juntos. Manos de humildad, de tolerancia, de compromiso, de AMOR... Al ritmo de la música pedimos que todas ellas trabajaran cada día por la PAZ, para que algún día ésta reine en todas las casas y en todas las vidas. 

Recuerda que la PAZ se amasa en tus manos, listas para acoger, para luchar, para construir… ¡pon tus manos en la MASA!

¡CONTIGO LA PAZ SABE MEJOR!